RITUAL SOLSTICIO DE VERANO

Ritual Meditación Solsticio de verano, uniendo y amando cielo y tierra en ti.

Comunión entre el Cielo y la Tierra. Fuentes: Práctica Esenia y Helena BS.

Siente la Tierra bajo tus pies, siente como la Tierra te apoya y te sostiene.
Siente el Cielo sin límite sobre ti, te inspira, mejora, eleva.
En el Cielo piensa en el origen de tu espíritu y de tu inteligencia. En el origen de tu alma eterna, de la más elevada conciencia universal.
Siéntete como una unión viviente entre las fuerzas del cielo y la tierra, del infinito y de lo que está en desarrollo.
Arrodíllate en la tierra y con una de tus manos, frente a ti, cava un pequeño hoyo en la tierra. Coloca la piedra en el agujero.
Coloca las dos manos juntas sobre tu pecho (el corazón místico) en señal de oración y de unión interna con el cielo y la tierra dentro de ti.
En esta postura sagrada, permite que una hermosa luz, la fuerza, la presencia de lo divino femenino fluya a través de ti, desde el cielo, la fuente de amor. Imagina una luz diamantina, arcoíris, como un agua pura brillando al sol de este solsticio.
Inclínate con amor sobre la Madre Tierra y coloca tus manos alrededor del pequeño hoyo. Inclínate sobre la tierra y coloca tu boca entre tus manos.
Ofrécele a la tierra tu agradecimiento, permite que crezca en ti este sentimiento de corazón y a través de este acto sagrado del corazón de la galaxia.
Di las siguientes palabras:
Madre Tierra guía y apoya en mí todo para que disuelva, todas y cada uno de los bloqueos y enfermedades en mí para que reciba la comunión la divinidad en este acto divino en mí, y así te sirva, y me sirva a mí, y a todos los seres sintientes fuera de mí, a la unidad que somos, que fuimos y seremos. Madra Tierra, Padre Cielo, luz de vida.
Mantente en comunión unos instantes, mientras eres amad@ y purificad@ completamente.
Ponte nuevamente de rodillas y coloca tus manos frente a la rosa solar del corazón.
Piensa en tu espíritu, siente tu alma y di con tu fuerza vital:
Con amor y gratitud, te ofrezco mi amoroso agradecimiento lleno de luz. A la Madre Tierra gracias. Al agua de la vida gracias. Al precioso Aire gracias. Al fuego sagrado, gracias. A los minerales gracias. A las plantas gracias. A los animales, gracias. A la humanidad que camina por el sendero de la evolución, gracias. A todos los seres angélicos, gracias. A la inteligencia cósmica que creó mi pensamiento, gracias. Al océano de amor que creó mi sensibilidad, gracias. A la vida universal que impregnó mi futuro con la semilla de la individualidad, gracias. A mi linaje familiar, a todas las almas que hicieron sitio, gracias. A mi linaje estelar, gracias. A todos los seres sintientes, gracias. Al ser que soy en esta vida, en este mundo, en este instante, activando los códigos lumínicos de la rosa diamantina de mi corazón, gracias.

Respira varias veces, deja que la energía fluya, en ofrecimiento y en acogimiento. Sonríe…. Saca la piedra del agujero, cuidadosamente y rellena de nuevo el agujero que has realizado para hablar con la madre del mundo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s